Acerca de los FODMAPs

*La Doctora Sue Shepherd desarrolló la dieta baja en FODMAPs en el 1999. A través de su  pionera investigación de doctorado, ha demostrado que la limitación dietética de FODMAPs es un tratamiento efectivo para las personas con síntomas de SII (Síndrome del Intestino Irritable). La dieta baja en FODMAPs ha sido publicada en revistas médicas internacionales y ahora es aceptada y recomendada como una de las terapias dietéticas más efectivas para el SII. Los FODMAPs se encuentran en los alimentos que comemos. FODMAPs es un acrónimo (siglas) que se refiere a oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles *. Estas son las denominaciones compuestas para un grupo de moléculas que se encuentran en los alimentos que pueden ser difíciles de absorber para algunas personas. Cuando las moléculas son mal absorbidas en el intestino delgado del tubo digestivo, estas continúan su camino a lo largo del tubo digestivo y llegan al intestino grueso, donde actúan como fuente de alimento para las bacterias que viven en él normalmente. Allí las bacterias digieren/fermentan estos FODMAPs y pueden causar los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable (SII). Estos síntomas incluyen hinchazón y distensión abdominal, gases (flatulencia), dolor abdominal, náuseas, cambios en los hábitos intestinales (diarrea, estreñimiento o una combinación de ambos), y otros síntomas gastrointestinales.

¿Qué son los FODMAPs?
Los FODMAPs se encuentran en los alimentos que comemos. FODMAPs es un acrónimo para:
Fermentables
Oligosacáridos  (ej. Fructanos y Galactanos)
Disacáridos (ej. Lactosa)
Monosacáridos (ej. el exceso de Fructosa)
y
Polioles (ej. Sorbitol, Manitol, Maltitol, Xilitol e Isomalta).
¿Dónde encontramos FODMAPs?
A continuación se enumeran algunos ejemplos de los alimentos que contienen cada uno de los FODMAPs. La lista no está completa. Se ha obtenido información nueva del Departamento de Gastroenterología de la Universidad de Monash con respecto al contenido de FODMAPs en los alimentos. Como resultado, ha habido algunos cambios con respecto a las listas anteriores de alimentos. A continuación se muestra una lista que contiene información actualizada.
Exceso de Fructosa: Miel, Manzanas, Mango, Pera, Sandía, Jarabe de maíz alto en fructosa, Sólidos de jarabe de maíz.
Fructanos: Alcachofas (alcauciles), Alcachofas (de Jerusalén), Espárragos, Remolacha, Escarola, Hojas de diente de león, Ajo (en grandes cantidades), Puerro, Cebolla (roja, blanca, española, cebolla en polvo), Lechuga de Radicchio, Cebolleta (la parte blanca), Trigo (en grandes cantidades), Centeno (en grandes cantidades), Inulina, Fructooligosacáridos.
Lactosa: Leche, helado, natillas, postres lácteos, leche condensada y evaporada, leche en polvo, yogur, margarina, quesos blandos no curados (ej. ricota, requesón, crema, mascarpone).
Galactooligosacáridos (GOS): Alubias (ej. cocidas, rojas, de borlotti), Lentejas, Garbanzos.
Polioles: Manzanas, Albaricoques, Aguacates, Cerezas, Longana, Lichi, Nectarinas, Peras, Ciruelas, Ciruelas pasas, Champiñones, Sorbitol (420), manitol (421), xilitol (967), maltitol (965) e Isomalt (953).
*Traducción al español de la web Shepherd Works.
Anuncios

¿Quieres dejar un comentario?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s